Vivos & Leales

sermón 2008

Introducción:

¡Hoy es un día especial de conmemoración! Celebramos la existencia del Club de Conquistadores, que tiene más de 1 millón de miembros en todo el mundo. Solo en Sudamérica son más de 160.000 Conquistadores, guiados por un solo objetivo “Salvar del pecado y guiar en el servicio”. Todas las actividades del Club convergen para este objetivo central, que involucra la salvación y la vida eterna. Por lo tanto, hoy también es un día de celebración por la vida. ¡Estar vivos, preparándonos para vivir eternamente es un motivo especial para celebrar siempre!

Nuestros personajes de la conmemoración del Día Mundial de los Conquistadores son dos héroes de la lucha por la vida: Josué y Caleb. Ellos estaban al lado de Jesús,  cuando todos los demás dudaron de Su poder. Permanecieron leales a Él y justamente por esto permanecieron vivos. ¡Vivos por su noble ideal de lealtad! ¡Vivos por Jesús!

 

I – LeaLES A dIOS:

A – Una Mega Operación de guerra – Números 13:1-3

Ilustración

En junio de 1943 sucedió la mayor unión de las fuerzas militares de la Historia, cuando los aliados llegaron a la Playa de Omaha, al norte de Francia. La “Operación   Overlord”, más conocida como “Día D”, marcó el inicio del fin de la II Guerra Mundial. Cerca de 2 millones y 800 mil hombres fueron reunidos, y con gran valentía dieron fin a la amenaza nazista.

1.      Moisés estaba en una situación semejante, pues tenía más de 2 millones de israelitas bajo su comando. Sin embargo, él debía organizar a aquella multitud de ex-esclavos liberados hace apenas un año, para conquistar la tierra de Canaán. No era una tarea simple, pero él tenía al Señor de los Ejércitos a su lado...

2.      Y Dios dio las órdenes a Moisés describiendo exactamente lo que debería hacer: escoger 12 hombres, uno de cada tribu, para espiar Canaán. Estos debían ser los mejores hombres entre el pueblo. La Biblia menciona que ellos eran la “cabeza de los hijos de Israel”, “príncipes entre el pueblo”. Versículos 3 y 2.

3.      Para Dios, ser el mejor no significa ser el mayor o tener más fuerza. Los espías pensaban en montar una estrategia de guerra que fuese eficaz para destruir a los Cananeos. ¡Pero la guerra no era de ellos! El Señor ya había prometido la victoria, cuando dijo: “la tierra de Canaán que voy a dar a los Israelitas.” Versículo 2.

4.      Los espías solo necesitaban confiar en la divina promesa. Recuerde que ser “el mejor” es entender que Dios está en el comando de todo. Puedes ser pequeño o débil físicamente, pero puedes ser el Mejor para Dios, si confías completamente en Él.

B – La mayoría de los críticos – Números 13:27-29

1.      Aún cuando eran considerados los “mejores”, la mayoría de los espías fueron  extremadamente pesimistas. Ellos miraban solamente los problemas, actuaron como los críticos que nunca veían las soluciones y solo se disponían a decir: “creo que no dará resultado”. Ni la promesa de Dios los motivaba para pensar de forma diferente, los “mejores” hombres de Israel fallaron.

2.      Josué y Caleb estaban en aquel grupo, ellos podrían haber pensado: “¡Bueno, ganó la mayoría! ¡No lo conseguiremos, es mejor desistir!” Pero ellos pensaron exactamente lo contrario...

3.      10 contra 2 es una cifra capaz de desanimar a cualquiera. Pero no para quien tiene la seguridad de estar en el camino correcto, cuando la mayoría anda por otro camino. Recuerda que ni siempre la mayoría tiene razón. No pienses porque “todo el mundo” está actuando de una manera, necesitas actuar también de la misma forma. ¡Ten coraje para vencer y para permanecer leal a Dios, independientemente de la opinión de la mayoría!

C – “¿Porqué ustedes no se callan?” – Números 13:30

1.      Ahora veremos la opinión de Caleb acerca de la tierra de Canaán. Él había sido esclavo durante toda su vida. El significado de su nombre es “Can” y podría considerarse como una persona inferior y ceder ante los problemas, pero él prefirió vislumbrar la oportunidad de obtener la libertad, tener un lugar propio para su pueblo.

2.      Caleb entendía que la verdadera libertad solo podría venir de la confianza total e irrestricta en el poder de Dios. Él hizo callar a todo el pueblo y lanzó su desafío: “Subamos en seguida, que más podremos nosotros, que ellos”.

3.      Nunca dejes que los problemas de la vida te hagan perder de vista los nobles sueños que Dios colocó en tu corazón. Así como Caleb, persiste con la seguridad de que tienes un Dios mucho mayor que tus problemas y Él es capaz de hacer que tus sueños se transformen en realidad.

II – LeaLES AL LÍDER:

A – Cuando el valor supera el miedo – Números 14:2-6

1.      Josué y Caleb sabían del gran desafío que tenían en frente y sabían que Moisés debía guiarlos en aquella importante batalla. Pero cuando vieron que el pueblo se había revelado contra su Líder, ellos se quedaron extremadamente decepcionados y rasgaron sus vestiduras.

2.      La lealtad es un rasgo del carácter que se acostumbra demostrar en situaciones de dificultad. En aquel momento, ellos sabían que debían mantenerse leales al Líder del pueblo de Israel, pues Dios había dispuesto sobre Moisés la responsabilidad de conducir al pueblo.

3.      Como Conquistadores y como cristianos, cada uno de nosotros siempre tendremos un líder que fue escogido por Dios, y necesita recibir nuestra lealtad. Este líder puede ser el pastor de Iglesia, el anciano o el director del Club. ¿Será que estamos atentos a las necesidades de nuestros líderes,  y será que somos leales a los ideales escogidos por Dios para guiar a Su pueblo en los días de hoy?

Ilustración

Rodolfo Fernández es un nombre prácticamente desconocido, pero es una gran figura de la Historia del Brasil, especialmente en el Nordeste. Nacido en la pequeña ciudad de Puerto Alegre, él se torno prefecto de Mossoró, la mayor ciudad del área rural de ese estado. El año de 1927 todo el área rural del Nordeste era aterrorizado por un bando de saqueadores liderado por Virgulino Ferreira, popularmente conocido como “lampión”. Prácticamente todas las ciudades vecinas a Mossoró ya habían sido saqueadas por él, el 12 de julio de 1927, Rodolfo Fernández recibió un telegrama diciendo que lampión llegaría a su ciudad al día siguiente. En ese día, todos celebraban las fiestas de julio, y el miedo se apoderó del pueblo, todo el mundo estaba desesperado.

Pero Rodolfo Fernández, como un gran líder, preparó a la ciudad para resistir aquel ataque. Envió a todas las mujeres, niños y ancianos para la ciudad vecina llamada de Arena Blanca, y organizó a todos los hombres esperando al bando de lampión. Como resultado de todo esto fue, la única derrota en vida de Virgulino Ferreira, el lampión.

Mossoró resistió valerosamente, expulso a aquel bando de saqueadores y demostró que el valor surge en los momentos en que el miedo está más presente. ¿Cuántas veces Satanás te ha intentado vencer? ¿Cuántas tentaciones el enemigo a colocado en tu camino? Sé sincero: ¿sientes miedo cuando las tentaciones parecen ser más fuertes que tú? Nunca te olvides: el enemigo puede ser fuerte y causarte miedo en algunos momentos, pero el Señor de los Ejércitos está a tú lado y él es mucho más fuerte y poderoso. Confía En Él siempre…

 

III – LEALES LOS UNOS CON LOS OTROS

A – Perdón y Castigo – Números 14:19-23

1.      Moisés clama por el perdón divino, mismo siendo maltratado por el pueblo. Él como un gran líder continúa ejerciendo su función de intercesor delante de Dios, que escucha su pedido: “Conforme a tu pedido, lo he perdonado”.

2.      Pero mismo siendo perdonados por Dios, el pueblo no tenía como escapar de las consecuencias de sus actos. El Señor proclama la sentencia de aquellos que lo pusieron a prueba, mismo viendo Sus milagros en Egipto, no verán la Tierra Prometida…

3.      Es importante saber que tenemos un Dios misericordioso, que perdona nuestros pecados. Pero también no debemos olvidar que todas las decisiones de la vida dejan consecuencias! Dios nos perdona, pero también nos permite aprender con los resultados de las decisiones que tomamos.

B – Otro Espíritu: La perseverancia – Números 14:24

1.      La Biblia refuerza que Caleb tuvo un espíritu diferente y perseveró al seguir al Señor. Pero piensa conmigo: todo el pueblo fue castigado y condenado a vagar por 40 años por el desierto (Números 14:33-34). Mismo actuando de forma diferente que los demás, Josué y Caleb tuvieron que pagar el castigo también. No era posible que ellos vayan solitos a Canaán y dejar al resto del pueblo solitos, deambulando por el desierto.

2.      Por causa de los errores de los demás, ellos fueron privados de 40 años en la Tierra Prometida. Podrían haberse deleitado con leche y miel, debajo de una higuera o viñera, pero se quedaron dando vueltas en el desierto, y vieron a toda su generación morir. ¡Los miembros de su familia, los amigos de infancia, los compañeros del Ejército, los otros espías, todos murieron! Solo quedaron Josué y Caleb…

3.      Como amigos leales a Dios y leales a Moisés, ahora ellos debían ser leales el uno al otro como nunca antes. Pesaba sobre ellos la responsabilidad de formar una nueva generación, pues solamente entrarían en Canaán: Josué, Caleb y aquellos que tuviesen menos de 20 años de edad (Números 14:29 y 30).

4.      Todos aquellos jóvenes debían crecer en el desierto, siendo castigados por los pecados que no cometieron (Números 14:33). Ellos aprendieron la amarga lección dejada por sus padres, que fallaron al confiar en el Señor y murieron.  ¡Si Moisés tuvo que liderar un ejército de esclavos, Josué y Caleb tenían que liderar un ejército de huérfanos!

5.      ¡Pero como amigos que siempre fueron, ellos enfrentaron el desafío y vencieron! Como Conquistadores siempre tendremos muchos desafíos para enfrentar y para vencerlos debemos recordar siempre ser leales a Dios, obedecer a los padres, líderes y también a valorizar a los verdaderos amigos, pues ellos siempre están cerca cuando más necesitamos…

C – ¡Conquistadores de la Tierra Prometida! – Números 1:2 y 3

1.      Dios ordenó a Moisés que hiciera un censo del pueblo, especialmente de los hombres mayores de 20 años, todos los que puedan salir a la guerra en Israel. Si lees todo el capítulo 1, verás que la expresión “todos los que puedan salir a la guerra” es repetida 14 veces. ¡Y el total de soldados de todas las tribus llegó al número expresivo de 603.550!

2.      Imagina el trabajo para contar todo ese inmenso ejército. Imagina la decepción cuando todos esos hombres frustraron a su pueblo, por no creer que Dios les daría la victoria. Ninguno de esos soldados “capaces de salir a la guerra” llegó a la Tierra Prometida. Quienes realizaron esa proeza eran justamente los menores, los más jovencitos y porqué no decir los menores de 20 años, los Conquistadores de esa época.

3.      Cuando los adultos fallan, sobre los más jóvenes recae la responsabilidad. Aquellos que conquistaron la Tierra Prometida fueron exactamente los que no fueron incluidos en el censo de Israel. Dios sabe capacitar a aquellos hombres que son considerados de incapaces. Dios da valor a aquellos hombres que no son valorizados. Dios escogió una generación de jóvenes dispuestos a confiar en Él. Jóvenes que no tenían padres, ni hermanos mayores, pero tenían dos líderes comprometidos a pagar los errores cometidos y permanecieron leales a la misión de “salvar del pecado y guiar en el servicio”…            

4.      Hoy esa misión recae justamente sobre nosotros que estamos “Vivos por Jesús”, y necesitamos ser leales a Él. ¡Líder no huyas al llamado que Dios te hizo! Prosigue conduciendo a tus Conquistadores en el camino del Señor, independiente de los problemas que surjan. Conquistadores, ustedes son la generación escogida por Dios para avanzar rumbo a la promesa de la vida eterna. Prosigan firmes siguiendo a sus Líderes en todo momento, siendo “puros, bondadosos y leales”. 

 

CONCLUSION:

Hoy vimos como la historia de Josué y Caleb nos trae lecciones espirituales fantásticas:

1.      Ser leal a Dios en todos los momentos es la decisión más correcta y produce las mejores consecuencias;

2.      Ser leal la Líder demuestra que reconocemos quién es el mayor líder, que guía a cada uno de nosotros y escoge personas especiales para cuidar de Su pueblo;

3.      Ser leal a los amigos es signo de tener siempre alguien listo para ayudarnos en los momentos más difíciles, en los mayores desafíos.

Llamado: Quiero llamar aquí al frente a todos aquellos que están dispuestos a ser leales a Dios, a sus líderes y a sus amigos. Yo quiero hacer una oración especial por cada uno de ustedes para que el Señor pueda darles valor para vencer todos los desafíos para llegar a la Canaán Celestial y para que ustedes puedan decir bien alto: “¡Yo vivo por Jesús!”  


Pr. Rommel Gomes Resende
Missión Nordeste
Unión Nordeste Brasileña


 

FIEL EN TODA PRUEBA

(Sermón 2005)

 

T.Clave: Jueces 11:29

Pericopa: Jueces 10:6 - 12:7

 

JEFTE: EL (DIOS) LIBERTA

 

I.     INTRODUCCIÓN

A.   ¿Quién es Jefté?          Jueces 11:1

1.   Pocos lo conocen o saben muy poco de él.

2.   Era Galaadita o de la ciudad/pueblo de Galaad

3.   El pueblo tomó el nombre del padre de Jefté quién se llamaba Galaad.

B.   ¿Qué hace de Jefté Galaadita un hombre especial?

 

II.   EL LÍDER JEFTE

A.   Condiciones desanimadoras.

1.   Bastardo:  Jueces 11:1-3

  1. Hijo de ramera

  1. Desheredado

  1. Desterrado

  1. Malas compañías: Hombres ociosos que salían con él.

 

B.          Andando en el tiempo. Jueces 11:4

  1. Dios no actuó por algún tiempo.

  1. Dios prepara a Jefte.         Jueces 11:29

  1. El cambio de pensamiento del pueblo.

 

C.          El hombre natural.

              * Los ancianos de Galaad fueron a buscar a Jefté a la tierra de Tob.

              * Ven y serás nuestro jefe, fue la invitación

              1.   Resentimiento de Jefté

S                      Jefte aún estaba resentido.

S                      ¿No me dijeron bastardo?

S                      ¿No me desconocieron y maltrataron por ser hijo de una ramera?

S                      ¿No me desheredaron quitándome todo lo que tenía?

S                      ¿No me echaron dejándome sin nacionalidad, sin nombre, sin historia, lleno de dolor en medio de la soledad y la tristeza?

S                      Solo Jehová me ha dado éxito y ahora que soy un hombre de éxito se acuerdan de mi y vienen a buscarme por interés.

              2.   Reconocimiento del pueblo            Jueces 11:8

S                      Por esta misma causa venimos.

S                      Porque nos equivocamos en el pasado.

S                      Porque te hicimos daño y queremos pedir perdón.

S                      Porque sabemos que Jehová está contigo y no con nosotros.

S                      Porque no te tratamos correctamente y queremos redimir nuestro error, reparar nuestra mala acción.

S                      Más también estamos en problemas, en gran aprieto con los amonitas.

S                      Venimos a ti porque sabemos que Jehová está contigo varón “esforzado y valiente”.

S                      Venimos para pedirte ayuda.

S                      Pablo lo registra nombrándolo con el esplendor de los hombre de fe.

3.   Cuando cometas un error, reconoce y arregla.  Pide perdón, es de hombres reconocer sus errores y es de valientes el pedir perdón.

S                  Es de cristianos perdonar y pedir perdón, sólo de verdaderos cristianos, son sinceros.

S                  Los cobardes esconden su pecado y tapan sus errores; encima se enojan y tratan mal a las personas culpando siempre a otros y no reconociendo sus culpas y malas decisiones.

S                  Inspira el ver al pueblo de Galaad, a los ancianos de Israel pidiendo perdón al gran Jefté, perdonando a sus hermanos en su corazón.

             

D.   Las victorias de Jefté.

  1. La primera victoria de Jefté estuvo en su corazón. ¡Jefté el perdonador!. Gran líder, no sólo esforzado y valiente sino perdonador.  Esta es la victoria interior sobre el pecado.

  2. La segunda victoria: ¡Feliz en medio de su dolor!.  No deja que el resentimiento tome revancha y acepta volver con su pueblo y con sus hermanos.

  3. Restituido en Israel.

                    a. Serás: caudillo y dirigirás la batalla contra los hijos de Amón le dijeron.

                        -  Jefté de todo Galaad, sucesor de tu padre.

                        -  Vuelve con tus hermanos.  Regresa con nosotros.

                    b. Jefté se pone condiciones de éxito para aceptar el cargo de caudillo de Israel.  Dijo: “Si Jehová estuviere conmigo y entregare a Amón en mi mano, entonces yo seré su caudillo” Jueces 11:9

                    c. Pero no fue así - fue aún mejor.

                        Aunque el pueblo aceptó la condiciones de Jefté.

                        La historia dice: Jueces 11:11

“Jefté vino con los ancianos de Galaad y lo eligieron caudillo y jefe aún antes de ir a la batalla y antes de obtener la victoria.

                    d. ¿Porqué? 

                        - Sencillamente porque era lo correcto.

                        - La restitución no debe tener condiciones.

                        - Los israelitas sabían que “Jehová estaba con Jefté”

                        - Deseaban que Jehová esté con ellos también.

 

III   CONCLUSIÓN

1.    Jefté no era un hombre medroso, cobarde ni desconfiado.  Tampoco era indeciso y dubitativo.

2.    Era valiente, esforzado, arriesgado e influyente.  Pudo transformar toda una sociedad y llevarla al éxito.

3.    No se dejó estar por las condiciones terribles de su vida ni el medio ambiente.  No se echó a llorar, ni se abandonó a la mediocridad y el desánimo.

4.    Podríamos mencionar otras características:

S    Era un hombre de ética.  Respetuoso, diplomático, conocedor de la historia de su pueblo.  Investigador, inteligente y sagaz.  Estratega, visionario y fiel.

5.    Juzgó a Israel 6 años y después murió.

 

 

III   APELACIÓN

Miguel Núñez

Ministerio Joven

Unión Peruana

 

volver a PAGINA INICIAL

volver al principio de JÓVENES